Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

(Tema 50)

67° ASAMBLEA GENERAL
Comisión Política Especial y de Descolonización (Cuarta Comisión)

“Efectos de las radiaciones atómicas”
Debate general Intervención del Consejero Gerardo DIAZ BARTOLOME
Misión Permanente de la República Argentina ante las Naciones Unidas

Señor Presidente:

La República Argentina ha sido un Estado Miembro dinámico del Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de la Radiaciones Atómicas desde su fundación en 1955, mediante la resolución 913 (X) de esta Asamblea General, colaborando activamente en el trabajo de este singular Comité Científico. Creemos que ésa fue una de las resoluciones más importantes de la Asamblea General en materia científica dado que sostuvo la investigación internacional independiente de los niveles y efectos globales de las radiaciones ionizantes. En este sentido, debemos recordar que el Comité tuvo y sigue teniendo una participación fundamental en la sustentación científica de la suspensión de los ensayos de armas nucleares.

Al reiterar nuestro firme apoyo al trabajo del Comité Científico y su importante contribución para la comprensión de las consecuencias de la radiación ionizante, lo felicitamos por el informe que ha producido en su 59º período de sesiones publicado como documento A/67/46 y sometido a consideración de la Asamblea, el cual se ajusta a la tradición de alto nivel científico de los trabajos del Comité. Especial reconocimiento a la Presidencia de Alemania que ha sabido guiar con éxito y eficiencia la labor del Comité que hoy reconocemos y celebramos.

Señor Presidente:

La Delegación argentina concuerda plenamente con el beneplácito con el que la Asamblea General recogió el informe científico sobre la atribución de efectos en la salud a la exposición a la radiación y sobre la inferencia de riesgos, informe que la Asamblea le había requerido al Comité por resolución 62/100, requerimiento que fuera reiterado en sucesivas resoluciones. Este informe es de vital importancia para comprender la epistemología de los efectos y riegos de las radiaciones a bajas dosis, un asunto que ha causado muchas controversias hasta el momento. Deseamos subrayar que este análisis científico fue llevado a cabo por el Comité Científico respondiendo a un requerimiento formal específico del Gobierno argentino.

El informe contiene los resultados preliminares del estudio sobre el accidente nuclear provocado por el terremoto y el tsunami de gran magnitud que se produjeron en la zona oriental del Japón en 2011, conocido como el accidente de Fukushima. La Argentina ha expresado reiteradamente su solidaridad con el pueblo y autoridades de Japón por esta catástrofe y expertos argentinos están colaborando activamente en ayudar a proteger a la población de las secuelas del accidente. Además de nuestra labor en el Comité Especial sobre Fukushima, el apoyo de nuestros expertos se está canalizando fundamentalmente vía los trabajos de la Comisión Internacional de Protección Radiológica, del Organismo Internacional de Energía Atómica, de la Organización Mundial de la Salud, del Comité Científico de Protección contra la Radiación y Salud Pública de la Agencia de Energía Nuclear de la OCDE.

Nos produce gran satisfacción entonces que el Comité Científico de las Naciones Unidas para el Estudio de los Efectos de las Radiaciones Atómicas haya encontrado que, hasta la fecha, no se han sentido efectos que puedan atribuirse a la exposición a radiaciones ni en la salud de los trabajadores, ni en la salud de los niños ni de los demás habitantes. Esta gran noticia debe ser subrayada.

Señor Presidente:

La Delegación argentina desea mencionar un tema relevante para el devenir de la importante contribución que el Comité Científico realiza a las labores de esta Asamblea General. Nos referimos al apoyo financiero al Comité Científico. Estimamos que la vía de contribuciones extra-presupuestarias efectuadas por el Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente no resuelve el problema de financiamiento a largo plazo y, además, podría verse como comprometiendo la integridad e independencia del Comité Científico. Es por eso que la política del Gobierno argentino ha sido la de hacer contribuciones sustantivas para apoyar la labor del Comité Científico. Urgimos al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente a que fortalezca la financiación del Comité Científico, de conformidad con el párrafo dispositivo 11º de la resolución 65/96 de esta Asamblea General, llamamiento que es recogido nuevamente por el párrafo dispositivo 13 del proyecto de resolución que hoy consideramos.

Muchas gracias.
 

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin