Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

V Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia

 

 

 50º Período de Sesiones de la Comisión de Desarrollo Social
Presentación del V Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia

 

Delegación de la República Argentina


Señor Presidente

Distinguidos Delegados

Señoras y Señores

Es para mí un verdadero honor tener la oportunidad de estar, hoy aquí, como representante de la República Argentina y de la Provincia Argentina de San Juan para presentarles con ocasión de este 50ª Período de Sesiones de la Comisión de Desarrollo Social, la realización del V Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, en San Juan, República Argentina, del 15-19 de octubre del corriente año.

La designación de Argentina como sede para la quinta edición de este foro, en el IV Congreso Mundial celebrado en San Juan de Puerto Rico, surgió gracias al consenso general de los países participantes de todos los continentes que tuvieron en consideración los logros de nuestro país en materia de Políticas Públicas de Infancia y Adolescencia en los últimos años, con la sanción de la Ley 26061 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes que institucionalmente creó la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia y una instancia de construcción colectiva de las políticas públicas de infancia entre Nación y provincias como es el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia, y, en particular, la implementación de la Asignación Universal por Hijo para la Protección Social, medida revolucionaria realmente inédita en la región, con un impacto directo en la reducción de la pobreza y la indigencia sobre más de 3 millones y medio de niñas, niños y adolescentes.

Bajo la consigna “Infancia, Adolescencia y Cambio Social” la República Argentina tendrá el placer y el orgullo de recibir a diversos especialistas, altos responsables de políticas públicas de infancia, Organismos Internacionales especializados, Organizaciones no gubernamentales, académicos y militantes de los derechos de niños, niñas y adolescentes de la región y del mundo.

Simultáneamente, será un espacio para que, en paralelo, se pueda celebrar un encuentro con participación de Niños, Niñas y Adolescentes de nuestro país, cuyas conclusiones y recomendaciones serán elevadas a las instancias centrales del V Congreso. 

Señor Presidente,

 Este V Congreso se configura como un espacio que suma miradas en la defensa irrestricta de la infancia y la adolescencia, sumando consensos sobre la responsabilidad de las políticas públicas, de las familias y de las corporaciones en esa defensa. La necesidad de articular la educación, la industria cultural, la justicia, los distintos saberes y prácticas profesionales, en procura de mejorar el mundo actual construido por nuestra generación adulta.  En definitiva, una oportunidad para reflexionar sobre la Infancia y la Adolescencia como sujetos del cambio social.

Se desarrollarán 12 CONFERENCIAS, 12 PANELES y alrededor de 60 FOROS de Discusión y debate, dándose clausura al Congreso con la lectura y adhesión al Documento final "Manifiesto de San Juan - Recomendación para un mundo más justo para la Infancia y la Adolescencia", que registrará los compromisos asumidos y la ruta a seguir.

Desde este espacio, que es de todos y para todos, impulsamos el debate en una gran diversidad de líneas conceptuales estratégicas de acción, entre las que podemos destacar: Políticas de Ajuste: Impacto sobre la Infancia y la Adolescencia; Infancia y Adolescencia: Política Social y Programación Social; Infancia y Adolescencia: Subjetividad, Identidad y Pertenencia Social; Infancia y Adolescencia: Rebeldía y Autoafirmación; Infancia y Adolescencia: Familia y Escuela; Infancia, Adolescencia, Industrias Culturales y Medios de Comunicación; Infancia, Adolescencia Género y Discriminación; Infancia y Adolescencia: Representación y Organismos de la sociedad civil; Violencia contra la Infancia y la Adolescencia, entre muchos otros.

Señor Presidente

Quienes estamos comprometidos con la realización del V CONGRESO MUNDIAL POR LOS DERECHOS DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA, entendemos que la Infancia y la Adolescencia representan un sector estratégico en el desarrollo social, político y económico de los países, y de hecho los que más avanzaron en su desarrollo, se basaron en continuas y sostenidas inversiones en el bienestar infantil y de la adolescencia. Igualmente relevante, es la defensa de la Infancia y Adolescencia en los procesos de fortalecimiento, expansión y profundización de la democracia, lo que puede ser expresado, en su defensa comprometida.

A partir de la aprobación en el año 1989, de la Convención sobre los Derechos del Niño, ratificado por la casi totalidad de los Estados del mundo, se produce un cambio de enfoque en las corrientes doctrinarias relativas a la Infancia y Adolescencia.

El Congreso servirá de Foro para profundizar los debates en torno a prácticas y  estrategias con la comunidad internacional que trasciendan el rol estricto de ser garante de derechos que han cumplido hasta hoy la Convención Internacional y las legislaciones nacionales, para avanzar hacia una participación más activa en la promoción y protección de la Infancia y Adolescencia, incorporando su dimensión social y política, y sobre todo la inversión de recursos económicos y materiales, donde la Infancia y Adolescencia entren en la agenda de la redistribución de los ingresos.

Este debate, presente en nuestra región sudamericana, nos muestra también que los avances a nivel económico y político en el campo de la Infancia han sido y son de similar significación a los referidos al orden jurídico, pero de mayor impacto real en la materialidad de la cotidianeidad de niños, niñas y adolescentes.

Señor Presidente

La República Argentina y Latinoamérica toda, felizmente transitan otro camino en estos días, y nos convocan a la reivindicación de la política y la participación ciudadana, como método moral y democrático para que los derechos de la Infancia y la Adolescencia no solo se reconozcan en su condición de existencia, sino que se verifiquen en su condición de ejercicio.

La vigencia de los aspectos más positivos de la Convención Internacional de los Derechos del Niño debe poner de nuevo en marcha la creatividad, la imaginación y la incorporación de nuevos saberes sociales, acompañados de una firme organización política a nivel internacional que dispute recursos económicos y políticos, en beneficio de la Infancia y Adolescencia, empoderándola y sabiendo que la Convención es condición necesaria pero no suficiente para la plena vigencia de la CIUDADANÍA SOCIAL INFANTIL.

Señor Presidente

La República Argentina ha identificado esta cuestión como un desafío, otorgar al Estado, como responsable de las políticas públicas de infancia y adolescencia y los Organismos Internacionales Gubernamentales como actores de especial relevancia en esta quinta edición del Congreso.  Por ello, sin dejar de alentar la participación de las organizaciones de la sociedad civil, queremos propiciar -y en la construcción del programa está siendo tenido en cuenta especialmente-, la participación central de los Estados y dar un espacio propicio a las Organizaciones Internacionales.  Queremos que este encuentro se constituya en un verdadero foro donde los Estados del mundo puedan mostrar, discutir, intercambiar sus políticas públicas de infancia y adolescencia, donde pueda lograrse una convergencia de las miradas desde lo público, las organizaciones internacionales y las organizaciones sociales y comunitarias.

De más está decir, que Argentina continuará el esfuerzo que realizaron en su oportunidad los países antecesores en la organización de los cuatro Congresos Mundiales, llevados adelante a partir del contenido de "Un mundo apropiado para los niños", la declaración aprobada unánimemente por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Sesión Especial a favor de la Niñez celebrada del 8 al 10 de Mayo de 2002 en Nueva York, que propicia no solo la lucha contra la pobreza, sino y centralmente una lucha a favor de una distribución equitativa de la riqueza y de la igualdad de oportunidades de la Infancia y la Adolescencia del mundo, propugnando una relación cooperativa entre el Estado y la Sociedad Civil, para que los derechos de la infancia no solo se reconozcan en su condición de existencia, sino que se verifiquen en su posibilidad de efectivo ejercicio.

Señor Presidente

Deseo transmitir a las delegaciones aquí reunidas que la sede del V CONGRESO MUNDIAL será la ciudad de San Juan, ciudad capital de la Provincia homónima, situada al pie de la cordillera de los Andes a 1140 kilómetros de Buenos Aires con la que tiene un fácil acceso aéreo y terrestre, siendo la organización del evento el resultado de la articulación de esfuerzos del Estado Nacional, representado por la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno de la Provincia de San Juan, representado por el Ministerio de Desarrollo Humano y Promoción Social y el Foro Parlamentario por la Infancia de la República Argentina.

Para finalizar, deseo reiterar que para nuestro país, la designación para organizar  este QUINTO CONGRESO constituye un verdadero compromiso y una suerte de reconocimiento a las transformaciones que desde 2003 con el Presidente Néstor Kirchner, que lamentablemente ya no está entre nosotros, y su continuación y profundización con nuestra actual Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner han revertido las consecuencias terribles de la crisis argentina de 2001/2002. Pero también constituye un espacio propicio para que todos los países del mundo, en particular, nuestra América Latina, tan cercana, tan hermana, muestre sus progresos en materia de infancia, los debates y batallas que estamos dando por erradicar definitivamente los viejos paradigmas, en un marco único, donde ningún continente debe considerarse excluido.

Sean bienvenidos todos a San Juan, a la República Argentina del 15-19 de octubre para participar de este V Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia.

                                                        Misión Permanente Argentina ante las Naciones Unidas

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin