Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

Debate: Operaciones de Mantenimiento de la Paz

26 de agosto de 2011: Debate abierto sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas

Sr. Presidente

En primer lugar, permítame felicitarlo por su labor en el ejercicio de la Presidencia del Consejo de Seguridad durante el mes de agosto, y agradecerle la convocatoria a este debate abierto sobre un tema al cual mi país atribuye una gran relevancia.

La Argentina apoya el desarrollo de un sistema de mantenimiento de la paz transparente y democrático en el marco de las Naciones Unidas, con instituciones y mecanismos multilaterales consolidados que sirvan al cumplimiento del derecho internacional. Dado que las operaciones de mantenimiento de la paz representan el instrumento esencial de la Organización para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, nuestra activa participación en dichas misiones constituye una clara manifestación de nuestro compromiso con el mencionado sistema, que entendemos debe continuar siendo progresivamente mejorado y fortalecido en el futuro.

Además de contribuir a la consolidación del sistema de mantenimiento de la paz, la otra razón fundamental para nuestra participación en misiones de paz se deriva de la estrecha vinculación existente en la actualidad entre el mantenimiento de la paz y la protección de los derechos humanos, en particular a través de la reconstrucción de las instituciones y el fortalecimiento de la democracia y el estado de derecho en aquéllos países en los que se desarrollan misiones multidimensionales cada vez más complejas. Al respecto, creemos que el avance hacia dicho tipo de misiones más complejas e integradas, con mandatos y reglas de empeñamiento claros, constituye uno de los mayores logros de la última década, que debemos preservar y perfeccionar.

La Argentina participa actualmente en seis misiones de paz con efectivos militares y policiales. Recientemente y junto a Chile, hemos presentado a las Naciones Unidas la fuerza de paz conjunta y combinada “Cruz del Sur”, que a partir de 2012 será puesta a disposición del sistema UNSAS. También en 2012 esperamos tener lista la Compañía de Ingenieros con Perú, a fin de ofrecerla para su despliegue en el marco de la MINUSTAH en Haití.

Sr. Presidente

Todo lo dicho anteriormente respecto del futuro de las operaciones de mantenimiento de la paz se encuentra supeditado a que las mismas cuenten con un adecuado financiamiento. Al respecto, como Presidente del Grupo de los 77 más China mi país viene de negociar arduamente, en el marco de la Quinta Comisión de la Asamblea General, una resolución en la que se ha alcanzado un consenso sobre las próximas medidas a adoptarse, atento a la necesidad de que el esfuerzo de los países contribuyentes de tropas y policías a las misiones de paz sea correspondido con un compromiso análogo de parte de aquéllos países con mayores responsabilidades financieras. No se trata aquí de un asunto meramente presupuestario sino de un tema político que afecta el desempeño y la credibilidad de la Organización en una cuestión tan relevante como el mantenimiento de la paz, y que por lo tanto debe necesariamente ser tenido en cuenta en cualquier evaluación y en todo planeamiento futuro de las misiones de paz.

Nuestro país ha discutido ésta y otras cuestiones este año en la difícil sesión sustantiva del Comité de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas (C-34), también en el marco de la Asamblea General, adoptando una posición constructiva al respecto. El eje principal de nuestra posición es el respeto por la participación nacional (“national ownership”) de las sociedades en cuyos países existen misiones de paz desplegadas. Sobre dicha base, la Argentina favorece todas aquellas mejoras de los mecanismos de las misiones que contribuyan a su efectividad en el cumplimiento de sus mandatos y permitan un mejor desempeño y condiciones para el personal desplegado en el terreno.

Al respecto, creemos que la creación del Departamento de Apoyo a las Actividades en el Terreno y la progresiva implementación de la Estrategia de Apoyo a las Actividades en el Terreno constituyen un acierto que permitirá optimizar los recursos y hacer más efectivas las tareas de mantenimiento de la paz.

Sr. Presidente,

Existe consenso entre los miembros de esta Organización respecto de la necesidad de mejorar la capacidad de las Naciones Unidas para llevar adelante operaciones de paz mediante el fortalecimiento de la asociación cooperativa (“partnership”) que en la práctica integran los miembros del Consejo de Seguridad, que son quienes diseñan el mandato de las operaciones de paz, la Secretaría, la Asamblea General, el país receptor de la misión de paz y los países contribuyentes de tropas y policías, quienes deberán aplicar ese mandato en el terreno. Al respecto, mi país considera que para incrementar la eficacia de dicha asociación resulta preciso seguir mejorando la comunicación y la coordinación entre sus miembros. Por ejemplo, destacamos la importancia de que las reuniones informales del Consejo de Seguridad con los países contribuyentes de tropas y de policía se hagan con la suficiente anticipación a la renovación de los mandatos de las misiones.

Deseamos por último destacar la importancia de los Grupos de Amigos en el marco de dicha asociación cooperativa. El Grupo de Amigos de Haití, que Argentina integra con otros miembros de este Consejo y varios países de la región, es un claro ejemplo del relevante papel de este tipo de mecanismos informales. A través de la consideración de los proyectos de resolución que renueva el mandato de la Misión en Haití, entre otros elementos, el Grupo contribuye a mantener el apoyo de los Estados Miembros a la Misión, asegurando tanto la continuidad de los esfuerzos como la unidad de los objetivos.

Muchas gracias

 Misión Permanente Argentina ante Las Naciones Unidas

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin