Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

NEGOCIACIONES INTERGUBERNAMENTALES

 NEGOCIACIONES INTERGUBERNAMENTALES SOBRE LA CUESTIÓN DE LA REPRESENTACIÓN EQUITATIVA Y EL AUMENTO DE LA MEMBRESÍA DEL CONSEJO DE SEGURIDAD Y DE OTROS TEMAS RELACIONADOS CON EL CONSEJO


Intervención del Ministro Diego Limeres
Representante Permanente Alterno de Argentina
ante las Naciones Unidas

2 de marzo de 2011

 

Señor Presidente,


La Argentina concurre a esta nueva ronda de negociaciones sobre la reforma del Consejo de Seguridad con sentimientos encontrados. Por un lado, con el interés que le suscita, frente a la importancia que atribuye a la reforma del órgano con competencia primaria en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Por el otro lado, preocupada y, por qué no, con un dejo de frustración que le produce el observar que, luego de varios años de negociaciones, no nos encontramos mas cerca de lograr el consenso que cuando las mismas tomaron el actual rumbo en 2008.

En efecto, Señor Presidente, basta con echar una mirada rápida a la tercera versión del documento de trabajo que nos hizo llegar el 23 de febrero pasado, para observar que las posiciones de los países apenas si se han modificado desde la segunda revisión (que, a juicio de mi país, continua representando validamente todas las posiciones). En algunos temas, como son la cuestión del aumento de los miembros permanentes o la referida al veto, ningún país o grupo de países puede reclamar estar siquiera cerca de los dos tercios de los votos afirmativos de los miembros de la Asamblea General determinado por la resolución 53/30 de 1998 en el marco del Capítulo XVIII de la Carta de la ONU, para adoptar una resolución o decisión sobre el tema.

Frente a este estancamiento de las negociaciones, Señor Presidente, Argentina no puede sino reiterar el tradicional reclamo del Grupo “Unidos por el Consenso” que integra, por un enfoque de compromiso, que no implica que los países dejen a un lado los propios intereses, sino que también tengan en cuenta los intereses igualmente legítimos de los otros países.


Señor Presidente,

Como es sabido, mi país no favorece el incremento de miembros permanentes del Consejo de Seguridad. No se trata de oponerse a las pretensiones de ningún país. Antes bien, considera que el aumento de bancas permanentes no asegura una mayor participación de los que hoy no son miembros permanentes. Tampoco asegura que nuevos miembros permanentes vayan a representar otros intereses que los nacionales, puesto que difícilmente puede imaginarse que vaya a haber un verdadero proceso de consultas si no están sometidos a elecciones.

Argentina considera que es preciso que el Consejo se reforme. Pero esa reforma tiene que tender a promover su eficiencia y eficacia y dotar a sus decisiones de plena legitimidad política, a través del mejoramiento de la transparencia de su accionar y del fortalecimiento de su representación democrática.

Sólo a través del incremento de sus miembros no permanentes, sumado a una mejora de sus métodos de trabajo, se reforzaría la legitimidad del Consejo al hacerlo mas democrático; contribuiría a la rendición de cuentas ante la Asamblea encargada de elegirlos; y, en última instancia, evitaría que, cada tanto tiempo, haya que reemprender nuevas reformas en vista de las transformaciones del escenario internacional.

En esta misma línea, se inscribe la posición de mi país en pos de una adecuada transparencia, y en este sentido, que las sesiones del Consejo, aun las cerradas, tengan una adecuada difusión. En este marco, mi país no puede dejar de dar la bienvenida a la iniciativa de la hermana República del Brasil de convocar a una reunión informativa en ocasión de la conclusión de su Presidencia del Consejo de Seguridad; así como de manifestar su expectativa que esta práctica se consolide.


Señor Presidente,

Insistir en determinadas posiciones obstaculiza una reforma a la vez necesaria y que cuente con posibilidades de ser aceptada por todos los miembros de las Naciones Unidas. Ninguna fórmula tendrá éxito, si las delegaciones no están dispuestas a moverse de sus posiciones.

Mi país confía, Señor Presidente, en que con su sabia guía podamos dar los primeros pasos en el camino hacia el compromiso.


Muchas gracias.

                                       Misión Permanente Argentina ante Las Naciones Unidas

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin