MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LAS NACIONES UNIDAS

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Temas en los que trabaja

Datos de contacto

Asamblea General

Intervención de la Delegación de Argentina En el debate general en relación con el tema 3 del programa (a y b) de la Comisión para el Desarrollo Social "Estrategias para erradicar la pobreza y lograr desarrollo sostenible para todos "

Intervención Dra. Gabriela Agosto, Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la República Argentina

30 de enero

  • Muchas gracias señor Presidente. Mi Delegación se adhiere a las intervenciones pronunciadas por las distinguidas delegaciones de Egipto, en nombre del Grupo de los 77 y China, y de Costa Rica, en nombre del Grupo de Amigos de las Personas Mayores.

 

  • Es un gusto estar aquí presente en la quincuagésima sexta sesión de la Comisión de  Desarrollo Social en representación del gobierno argentino.

​​​​​​​

  • La pobreza es una problemática a la que se enfrentan todos los países. Los efectos de la desigualdad en los tejidos sociales, las catástrofes climáticas, las migraciones entre otros factores la posicionan como un desafío prioritario en el ámbito global.  

​​​​​​​

  • La formulación de políticas nacionales es una herramienta imprescindible para disminuir la pobreza en contextos específicos, pero son las estrategias regionales y globales de largo plazo, las realmente esenciales para el logro de una vida digna.

​​​​​​​

  • En 2016,  la Comisión definió que las “Estrategias de erradicación de la pobreza para alcanzar el desarrollo sostenible” en el marco de la Agenda 2030, serían el tema prioritario para los dos períodos siguientes. Poner en marcha esas estrategias es el verdadero reto que compartimos todas las naciones aquí hoy presentes.

​​​​​​​

  • La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible nos marcan el rumbo, dado que la eliminación de la pobreza no puede ser alcanzada sin considerar las tres dimensiones del desarrollo, la social, la económica y la ambiental. Por lo tanto, las estrategias efectivas para erradicar la pobreza en todas sus formas y dimensiones requieren innovación e integración de políticas, combinando estas tres dimensiones del desarrollo sostenible.

​​​​​​​

  • El gobierno de la República Argentina se impuso como principal objetivo reducir la pobreza a través de un enfoque integral de derechos que cristalice la complejidad y gravedad de la cuestión.
  • Para ello es indispensable un rol dinámico del Estado en el diseño, implementación y fortalecimiento de un sistema de protección social integral y universal, a fin de contribuir así, a garantizar los derechos de las personas en cada etapa de la vida.

​​​​​​​

  • En este sentido procuramos maximizar las estrategias de intervención para alcanzar la inclusión real de las personas en situación de vulnerabilidad social, garantizando el acceso a servicios de calidad en educación, salud, medio ambiente y acceso a la justicia. Profundizando las estrategias de empoderamiento de las mujeres, pueblos originarios y la inclusión efectiva de las personas con discapacidad, entre otros grupos relegados, para alcanzar el desarrollo sostenible para todos.

​​​​​​​

  • Las intervenciones de política de desarrollo humano están basadas en tres pilares:
      1. Garantizar un piso mínimo de ingresos,
      2. Mejorar la calidad de vida de las personas,
      3. Promover la movilidad social para disminuir los niveles de pobreza intergeneracional.

​​​​​​​

  • En materia de ingresos, se amplió la cobertura y los montos de las asignaciones familiares. Por un lado, se subió el tope de ingresos para entrar al sistema, lo que permitió sumar a 1.200.000 hijos de empleados en relación de dependencia. Además, se incluyó por ley a los hijos de los monotributistas y los trabajadores temporarios (más de 360.000 integrados).

​​​​​​​

  • Con el objetivo de universalizar la cobertura, y en línea con el lema de “no dejar a nadie atrás” en materia de asignaciones familiares, el Ministerio de Desarrollo Social, la Agencia Nacional de Seguridad Social, el Consejo Nacional de Políticas Sociales, provincias y municipios trabajan para consolidar una Red Integral de Protección Social universal para mejorar las condiciones de vida de niños, niñas y jóvenes del país. El proyecto tiene por objetivo identificar a los chicos que por distintos motivos no estarían percibiendo la Asignación Universal por Hijo.

​​​​​​​

  • A través de la Ley de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados, se permitió́ reajustar los haberes y abonar los juicios previsionales. A mayo de 2017, fueron reajustadas más de 1 millón de jubilaciones, lo que significó un aumento promedio de 31% en los ingresos.
  • También creamos la Pensión Universal para Adultos Mayores (PUAM), que garantiza que todos los adultos mayores puedan tener acceso a un ingreso mínimo y protección social. Esta pensión les permite a aquellos adultos mayores que así lo deseen continuar trabajando hasta alcanzar los años requeridos de aportes para acceder al sistema contributivo de seguridad social.
  • El segundo pilar de la política de desarrollo humano, es mejorar la calidad de vida de las familias que, más allá de sus ingresos, viven en comunidades carenciadas, no tienen servicios básicos y son vulnerables a los desastres naturales. Por ello, una parte central del plan nacional de obras públicas está destinado a mejorar la infraestructura de localidades y barrios de familias vulnerables del país. El plan Nacional de Hábitat tiene entre sus objetivos mejorar el espacio público integrando a las comunidades. Se trabaja en conjunto con los gobiernos locales y provinciales, llevando agua, saneamiento, calles y veredas iluminadas, espacios públicos verdes, y mejoramiento de viviendas para garantizar entornos sustentables.
  • Asimismo, mediante la estrategia denominada el “El Estado en tu Barrio”, se busca alcanzar la presencia del Estado en localidades del territorio aisladas y en situación de vulnerabilidad social, poniendo a disposición de la población una red de servicios sociales básicos que tiene como fin acercar las políticas y programas implementados por el Estado Nacional,  facilitando la inclusión de las personas.
  • En relación al tercer pilar (movilidad social), se procura atender todo el ciclo de vida de las personas, con especial foco en niños, niñas y jóvenes. Ya es una premisa aceptada universalmente que los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo de los niños y niñas, no sólo para crecer sanos y fuertes, sino para garantizar que todos accedan a las mismas oportunidades de construir un futuro digno.
  • En este marco, en el año 2016 se puso en marcha el Plan Nacional de Primera Infancia que busca garantizar el desarrollo integral de niños y niñas en situación de vulnerabilidad social y favorecer la protección y promoción de sus derechos con impacto transversal en la Agenda 2030.
  • El Plan cuenta con distintos componentes entre los que se destacan la implementación de Espacios de Primera Infancia a lo largo de todo el país, accesibles desde los 45 días de vida, brindando asistencia nutricional, estimulación temprana y psicomotricidad, prevención y promoción de la salud, lo que garantiza la atención adecuada favoreciendo que las familias puedan salir a trabajar o estudiar, impactando fuertemente en el acceso al mercado laboral de las mujeres. El Plan además contempla otros componentes tales como el acompañamiento Socio Familiar y Abordaje de la Desnutrición Infantil.
  • El mismo enfoque multidimensional se aplica a las políticas para la juventud. El Plan Nacional de Juventud promueve el desarrollo, la integración y la capacitación de jóvenes de entre 15 y 29 años, y abarca programas vinculados a la salud, Reducción y prevención del Embarazo adolescente No Intencional, promoción y capacitación para el empleo y el emprendedorismo y programas de educación y Mentoreo.
  • Finalmente, uno de los factores principales para alcanzar una movilidad social ascendente es el empleo de calidad o trabajo decente (ODS 8).
  • En Argentina, se busca acompañar a los adultos más vulnerables de la sociedad hacia la inclusión social, mejorando sus condiciones de empleabilidad mediante distintas herramientas como formación técnica y habilidades para la economía social, alfabetización y finalización educativa, así como la implementación de otras políticas de promoción del empleo.
  • Para concluir, solo resta agregar que un combate efectivo contra la pobreza requiere una mirada multidimensional. En este sentido, en Argentina se está llevando a cabo un proceso de profundización de la articulación inter-institucional horizontal (es decir, entre las distintas dependencias del poder ejecutivo nacional) y vertical (entre los diferentes niveles de gobierno) a fin de disminuir los equívocos en materia de alcance de los beneficios, involucrando a todos los actores del quehacer nacional, sociedad civil, academia y sector privado. La revitalización del Gabinete de Desarrollo Humano, como instancia de articulación de los distintos ministerios y organismos claves de la política social, tiene un rol esencial en esta materia para potenciar los resultados de las políticas públicas. En esta línea, la gestión integrada de los Objetivos de Desarrollo Sostenible nos marca el camino para construir un mundo que brinde oportunidades para todos.

​​​​​​​

  • Muchas gracias.

 

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular