MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LAS NACIONES UNIDAS

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Temas en los que trabaja

Datos de contacto

Asamblea General

Debate general sobre el “Examen amplio de toda la cuestión de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz en todos sus aspectos” (tema 55)

Intervención de la Representante Permanente Alterna de la República Argentina ante las Naciones Unidas, Ministro Gabriela Martinic

26  de octubre

Señor Presidente,

 

En primer lugar queremos agradecer al Secretario General Adjunto, Sr. Atul Khare, y al Subsecretario General para el Estado de Derecho y las Instituciones de Seguridad, Sr. Alexandre Zuev, por sus comprehensivas intervenciones efectuadas al inicio de este debate en relación con los actuales desafíos de las operaciones de mantenimiento de la paz (OMPs).

 

Mi delegación se asocia a la intervención llevada a cabo por El Salvador en nombre de la CELAC y desea aquí a efectuar unos breves comentarios adicionales.

 

Señor Presidente,

 

La Argentina reafirma su compromiso con las OMPs, iniciado hace casi 60 años en línea con nuestro apoyo decidido al desarrollo de un sistema de mantenimiento de la paz transparente y eficaz en el marco de las Naciones Unidas. Al respecto, y con la intención de aumentar el nivel de nuestra participación, el año pasado llevamos a cabo un compromiso ("pledge") en la Conferencia Ministerial de Londres sobre OMPs, que cumpliremos progresivamente en los próximos años. Participaremos también en la próxima Conferencia Ministerial de Vancouver, con la idea de seguir contribuyendo a la reflexión sobre el enfoque estratégico de la generación de fuerzas.

 

Recientemente hemos finalizado nuestra participación en la MINUSTAH (Haití), a la que mi país efectuó un importante aporte. La Argentina saluda y rinde tributo a todo el personal de la Misión por su compromiso con el cumplimiento de su mandato, en particular a los militares y policías aportados por los países de la región durante más de trece años. Un especial recuerdo y reconocimiento les debemos a aquéllos que perdieron la vida en cumplimiento de su deber.

 

Señor Presidente,

 

Saludamos el proceso de reflexión y reforma de las OMPs iniciado con el informe del Panel Independiente de Alto Nivel sobre Operaciones de Paz (HIPPO). Al respecto, alentamos al Secretario General a seguir consultando a los Estados miembros acerca de la implementación de las distintas propuestas y destacamos el importante papel del Comité de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (C-34), en tanto único foro con mandato de la Asamblea General para examinar las cuestiones relativas a las OMPs en todos sus aspectos.

 

Reiteramos nuestra coincidencia con la perspectiva general del informe del HIPPO tendiente a poner el foco en la prevención de los conflictos, la mediación y la diplomacia preventiva en el mantenimiento de la paz. La Argentina ha apoyado desde siempre la concepción de las OMPs como herramientas políticas a ser diseñadas e implementadas como parte de una estrategia más amplia en apoyo de un proceso político viable y de solución pacífica de las controversias sobre el terreno. Se trata de una perspectiva que se enlaza naturalmente con el nuevo énfasis dado por el Secretario General a la prevención así como a la nueva narrativa de la paz sostenible ("sustaining peace"), que busca evitar la fragmentación y dar un enfoque estratégico holístico e integrador a las actividades relacionadas con la diplomacia preventiva, el mantenimiento de la paz, la consolidación de la paz y el desarrollo.

 

En ese sentido, destacamos la necesidad de utilizar regularmente el asesoramiento específico de la Comisión de Consolidación de la Paz en relación con la perspectiva a más largo plazo necesaria para reflejar el sostenimiento de la paz en la elaboración, evolución y transición de los mandatos de las OMPs y las misiones políticas especiales. Apoyamos también todos los esfuerzos tendientes a la aplicación de la agenda de la mujer, la paz y la seguridad, incluyendo alternativas innovadoras que permitan remover los obstáculos que dificultan una mayor participación de mujeres en OMPs, así como al fortalecimiento de las medidas para combatir los casos de abuso y explotación sexual en las misiones de paz, en línea con la política de tolerancia cero de la Organización.

 

Señor Presidente,

 

Respecto del tema del uso de la fuerza, reiteramos nuestro reconocimiento a la posición asumida por el HIPPO acerca de la vigencia de los principios esenciales del mantenimiento de la paz como guía para el éxito de las misiones, sin que ello constituya un impedimento para actuar de manera robusta cuando la protección de civiles lo requiera necesariamente, en defensa propia de su personal y equipos, o en defensa de su mandato general de mantenimiento de la paz. De la misma manera en que ya ha sido reflejado en el informe del C-34, entendemos que las OMPs no han sido pensadas para imponer soluciones políticas a través del uso de la fuerza, por lo cual no resultan el instrumento adecuado para conducir operaciones de lucha contra el terrorismo.

 

Destacamos la necesidad de dar más eficiencia, eficacia y flexibilidad a las misiones, en base a mandatos y parámetros claros tanto para su personal como para los Estados anfitriones, con una mejor planificación a partir de prioridades establecidas desde el inicio en consulta con los países contribuyentes de tropas y policías, con mejores capacidades específicas y personal especialmente entrenado y, fundamentalmente, con los recursos financieros necesarios para el adecuado cumplimiento de las tareas encomendadas.

 

Mi delegación otorga fundamental importancia a las tareas de promoción y protección de los derechos humanos encargadas a un número cada vez mayor de operaciones de paz, por lo que seguiremos defendiendo todas las recomendaciones en apoyo de los componentes de derechos humanos de dichas misiones.

 

Señor Presidente,

 

Esperamos volver a tener la oportunidad de discutir estos y otros temas en el marco de las discusiones del C-34. Confiamos contar al respecto con la buena voluntad y el espíritu de compromiso que todos los negociadores mostraran en las últimas exitosas sesiones.

 

Termino esta intervención con un sentido reconocimiento al valiente personal de las misiones en el terreno que cotidianamente cumple sus nobles funciones enfrentando duros desafíos, así como rindiendo honor a aquéllos que sacrificaron sus vidas por el ideal de un mundo más justo y en paz.

 

Muchas gracias

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular