MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LAS NACIONES UNIDAS

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Temas en los que trabaja

Datos de contacto

Asamblea General

Debate Estructurado sobre Armas Nucleares, Intervención de la Representación Argentina en nombre de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán en nombre de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)

11 de octubre

Señor Presidente,

 

1. Argentina tiene el honor de hacer uso de la palabra en nombre de los Estados Miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), en su calidad de Presidente Pro Tempore.

 

2. Quisiera aprovechar esta oportunidad para felicitarlo a usted y demás integrantes de la Mesa por su elección; así como desearle el mayor de los éxitos en la conducción de las labores de esta Comisión.

 

3. La Unión recibe con beneplácito la adopción y apertura a firma del “Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares” que prohíbe la posesión, el desarrollo, la producción, la adquisición, el ensayo, el almacenamiento, la transferencia, el uso o la amenaza del uso de armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares; considera que la conclusión de ese Tratado es un paso relevante que podría complementar al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) y que se suma, dos décadas después, al Tratado sobre la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT) en el camino de la eliminación de esas armas de destrucción masiva. Asimismo, la Unión manifiesta su expectativa de que el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, abierto a la firma el 20 de septiembre de 2017, pueda entrar pronto en vigor.

 

4. UNASUR expresa su profunda preocupación por las catastróficas consecuencias humanitarias de las armas nucleares y reitera su apoyo al "Compromiso Humanitario" mediante el cual 127 Estados se comprometieron a adoptar medidas eficaces para llenar el vacío legal para la prohibición y la eliminación de las armas nucleares.

 

5. La UNASUR reitera su compromiso con el TNP y con la aplicación equilibrada de sus tres pilares: el desarme, la no proliferación y el uso pacífico de la energía nuclear. Sin embargo, la UNASUR considera que el pilar del desarme sigue sufriendo un grave déficit de ejecución.

 

6. A este respecto, la UNASUR lamenta que la Conferencia de Revisión del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares de 2015 no  haya adoptado un documento final, debido a la falta de consenso en relación con la cuestión del establecimiento de una zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción en masa en Medio Oriente.

 

7. Los Estados de la UNASUR también expresan su profundo pesar por la falta de aplicación del acuerdo alcanzado en la Conferencia de Examen del TNP de 2010 para celebrar la Conferencia Internacional sobre el establecimiento de una zona libre de armas nucleares y de otras armas de destrucción en masa en Medio Oriente. UNASUR cree firmemente que esa zona constituiría una contribución importante al proceso de paz en Medio Oriente y en el mundo y, por lo tanto, sigue reiterando su llamamiento a que esta conferencia se celebre lo antes posible, con la participación activa de todos los Estados de la región, según lo acordado por los Estados Parte en el Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares en 1995, 2000 y 2010.

 

8. UNASUR acoge con beneplácito los debates que tuvieron lugar en la primera reunión del Comité Preparatorio de la Conferencia de Examen del TNP de 2020,  celebrada en Viena del 2 al 12 de mayo de 2017.

 

9. Reafirmamos la necesidad de que todos los Estados que aún no han firmado o ratificado el Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares (TPCEN), en particular los que figuran en el anexo 2, lo hagan lo antes posible, como señal de su voluntad política y de su compromiso con la paz y seguridad internacionales. Por consiguiente, acogemos con beneplácito la ratificación del TPCEN por Myanmar y Swazilandia.

 

10. En espera de la entrada en vigor del Tratado, los Estados miembros de la UNASUR reiteran la importancia de mantener una moratoria sobre los ensayos nucleares, así como de abstenerse de desarrollar y utilizar nuevas tecnologías de armas nucleares y cualquier acción que socave el objeto y propósito del TPCEN.

 

11. La Unión expresa su firme rechazo a todo tipo de ensayos nucleares en todo el mundo y condena el nuevo ensayo nuclear de la República Popular Democrática de Corea, del 3 de septiembre de 2017, que constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales. La Unión también exhorta a los Estados que aún no lo hayan hecho a que firmen y ratifiquen el TNP y el TPCEN tan pronto como sea posible

 

Señor Presidente,

 

12. UNASUR está muy orgullosa de la proclamación formal de América Latina y el Caribe como Zona de Paz el 29 de enero de 2014, en ocasión de la Segunda Cumbre de la CELAC celebrada en Cuba, una decisión histórica que procura erradicar el uso o la amenaza de uso de la fuerza en nuestra región y que fuera reafirmada en las subsiguientes Cumbres de la CELAC en Belén, Costa Rica, Quito, Ecuador y Punta Cana, República Dominicana.

 

13. Los Estados de la UNASUR, como miembros de la primera zona libre de armas nucleares en una zona densamente poblada, instan a todos los Estados poseedores de armas nucleares a retirar todas las declaraciones interpretativas a los Protocolos del Tratado de Tlatelolco, lo que coadyuvará a eliminar el riesgo de uso de armas nucleares contra los países de la región.

 

14. Es un interés legítimo de los Estados que no poseen armas nucleares -incluidos todos los miembros de la UNASUR- que los Estados poseedores de armas nucleares ofrezcan garantías inequívocas y jurídicamente vinculantes de no utilizar o amenazar con utilizar esas armas.

 

15. Por lo tanto, hacemos un llamamiento para trabajar en la negociación y adopción, en el menor tiempo posible, de un instrumento universal y jurídicamente vinculante sobre garantías negativas de seguridad.

 

16. UNASUR también exhorta a los Estados poseedores de armas nucleares a que eliminen el rol de las armas nucleares en sus doctrinas, políticas de seguridad y estrategias militares, a fin de alcanzar la eliminación completa de estas armas letales, independientemente de su tipo o ubicación.

 

Señor Presidente,

 

17. Nuestros países seguirán apoyando los esfuerzos encaminados a reactivar la labor de la Conferencia de Desarme, único órgano multilateral de negociación en materia de desarme, y a comenzar de forma urgente las negociaciones de nuevos instrumentos jurídicos internacionales que regulen cuestiones fundamentales para el desarme y la no proliferación.

 

Señor Presidente,

 

18. El Tratado de Tlatelolco y el Organismo para la Prohibición de las Armas Nucleares de América Latina y el Caribe (OPANAL), órgano especializado de la región para articular posiciones comunes y acciones conjuntas en materia de desarme nuclear, han constituido una referencia política, jurídica e institucional para la creación de otras zonas libres de armas nucleares en diferentes regiones del mundo. La experiencia de OPANAL es también un legado importante de la comunidad internacional para inspirar el establecimiento de nuevas zonas libres de armas nucleares. Destacamos que el 14 de febrero de 2017 hemos celebrado el 50° aniversario del Tratado de Tlatelolco y del establecimiento del OPANAL.

 

19. Los Estados Miembros de la UNASUR también desean aprovechar esta importante ocasión para subrayar la contribución esencial del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en los esfuerzos comunes para establecer un mundo más seguro. También queremos subrayar la importancia de la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares, la única organización binacional de salvaguardias en el mundo que celebró su 25 aniversario en 2016 y ha realizado más de 2500 inspecciones en ambos países.

 

20. UNASUR acoge con satisfacción la conmemoración anual del 26 de septiembre como Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, con el fin de movilizar los esfuerzos internacionales para alcanzar el objetivo de un mundo libre de armas nucleares.

 

21. La UNASUR, asimismo,  recibe con satisfacción la decisión de la Asamblea General de celebrar una Conferencia de Alto Nivel a más tardar en 2018 para determinar nuevas medidas y acciones para eliminar las armas nucleares en el plazo más breve posible.

 

Señor Presidente,

 

22. Para finalizar, UNASUR desea reiterar su llamado a un mundo libre de armas nucleares, para que la humanidad pueda destinar los recursos dedicados hoy al mantenimiento y la modernización de los arsenales nucleares al desarrollo social y económico de los pueblos.

 

Le doy las gracias, señor Presidente.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular