MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LAS NACIONES UNIDAS

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Temas en los que trabaja

Datos de contacto

Asamblea General

Debate abierto del Consejo de Seguridad sobre "Acción colectiva para mejorar las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas: apoyo a un mayor impacto y desempeño en los actuales entornos complejos y de alto riesgo"

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán

28 de marzo

Sr. Presidente,

La Argentina agradece a los Países Bajos por la organización de este debate abierto sobre un tema en el que tenemos un particular interés, atento a nuestra tradicional participación como país contribuyente de tropas y policías iniciada hace exactamente 60 años.

Asimismo, agradecemos al Secretario General, al Presidente de la Comisión de la Unión Africana y a la Directora de la ONG GREFFA por sus importantes presentaciones ante este Consejo.

Sr. Presidente,

La Argentina coincide con lo expresado en la nota conceptual de este debate en cuanto a la necesidad de que todos los actores involucrados renovemos nuestro compromiso con las OMPs, en tanto herramienta política esencial de la Organización para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. En ese sentido, reiteramos la necesidad de contar con una estrategia común y clara respecto de los desafíos, expectativas recursos y requisitos necesarios para el adecuado desempeño de las misiones en el cumplimiento de sus mandatos. Creemos que la reciente sesión sustantiva del C-34 ha resultado un paso positivo en esa dirección.

Una de las cuestiones discutidas en la referida sesión especial fue la de la seguridad de las misiones, en particular en relación con el informe presentado al respecto por el General dos Santos Cruz. Más allá de apoyar el marco general de dicho informe, entendemos que el principal cambio que ha influido en el aumento de bajas en el personal de paz ha sido que las misiones más recientes se han establecido en escenarios inestables, complejos y de alto riesgo en los que no hay paz que mantener. De ahí que en estos últimos años el principal desafío para las OMPs haya sido adaptarse a tales ámbitos operativos, así como a sus mandatos asociados.

Señor Presidente,

La incorporación de mandatos de protección de civiles a las OMPs ha sido uno de los desarrollos más importantes de este siglo en relación con dichas misiones. Al respecto, reiteramos que este tema no debe ser considerado desde una perspectiva puramente militar sino desde una concepción política y humanitaria más amplia centrada en la construcción de un ambiente de seguridad y protección. Creemos que resulta fundamental que todos los Estados miembros sigamos avanzando hacia un claro entendimiento común de las modalidades e implicancias de esta actividad, en particular de los casos en que resulta necesario usar la fuerza para dar seguridad a civiles bajo amenaza de violencia física, en línea con el mandato y las reglas de empeñamiento de las misiones.

La Argentina reitera su compromiso con la política de tolerancia cero de la Organización en relación a los casos de explotación y abuso sexual, así como su apoyo a las medidas adoptadas por el Secretario General en esta cuestión. En ese sentido, junto a más de 80 países se ha unido al Pacto Voluntario para la prevención y la lucha contra el abuso y la explotación sexuales.

También nos hemos sumado a la Iniciativa Elsie liderada por Canadá, en el entendido de que un mayor número de cascos azules mujeres contribuye a una mayor eficiencia de las misiones.  

Señor Presidente,

En coincidencia con la perspectiva holística del Secretario General respecto de los pilares de paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos, reflejada nuevamente en su reciente informe sobre "Consolidación de la paz y paz sostenible", creemos que las OMPs, en tanto parte del sistema de las Naciones Unidas, podrían asistir a los Estados anfitriones en su implementación de la Agenda 2030, al mismo tiempo que se estarían atendiendo necesidades de la población y encaminándose hacia metas a más largo plazo para solucionar conflictos. También insistimos en la conveniencia de que las misiones incluyan elementos de apoyo o "enablers" que sirvan de asistencia a la infraestructura de los países huéspedes, en especial en los casos en que contribuyan a la protección de civiles. Al respecto, la experiencia del Hospital argentino en Haití demostró la posibilidad de extender su trabajo a la comunidad, generando empatía sin menoscabar su eficiencia.

Señor Presidente,

La Argentina destaca la necesidad de contar con misiones más eficaces y flexibles, en base a mandatos y parámetros claros tanto para su personal como para los Estados anfitriones, con una planificación suficientemente anticipada y a partir de prioridades establecidas desde el inicio en consulta con los países contribuyentes de tropas y policías, con mejores capacidades específicas y personal especialmente entrenado y, fundamentalmente, con los recursos financieros necesarios para el adecuado cumplimiento de las tareas encomendadas.

No obstante, observamos una creciente tendencia en la Organización según la cual se exige a las OMPs un mejor desempeño en la realización de un número mayor de tareas en entornos operacionales cada vez más riesgosos y complejos, pretendiendo al mismo tiempo congelar o reducir el nivel general de su presupuesto. Si los Estados Miembros realmente tenemos la voluntad de mejorar la eficacia y el desempeño del sistema de mantenimiento de la paz, deberíamos analizar la forma de generar ideas y alternativas para ello. Se trata de un sistema que mantiene sus ventajas y es apoyado ampliamente por la comunidad internacional.

Para terminar, deseo rendir homenaje al personal de las Naciones Unidas que ha perdido la vida en cumplimiento de su deber en el mantenimiento de la paz. Reflexionar sobre su sacrificio debe alentarnos a pensar la mejor manera de renovar nuestro compromiso colectivo con las operaciones de mantenimiento de la paz.

Muchas gracias

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular