Representación Permanente ante las Naciones Unidas

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Datos de contacto

Temas en los que trabaja

Asamblea General

Aprobación de la nominación de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, bajo el ítem de agenda 115 (h)

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán, en nombre del GRULAC

10 de agosto

Tengo el honor de intervenir en nombre del Grupo de Estados de América Latina y el Caribe para expresar nuestras más sinceras felicitaciones a la Sra. Michelle Bachelet por su elección como nueva Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Los miembros del GRULAC estamos profundamente orgullosos de dar la bienvenida a una nueva Alta Comisionada de la región y del continente.

La Sra. Bachelet es una líder eminente de América Latina que aportará a este rol un importante conocimiento del sistema de las Naciones Unidas, así como una gran experiencia como ex Presidenta de su país. Creemos que la comunidad internacional se beneficiará en gran medida de su fuerte liderazgo, su experiencia en el campo de los derechos humanos y en el ámbito multilateral.

También quisiéramos expresar el gran aprecio de nuestro Grupo por el nombramiento de una mujer altamente competente para este desafiante rol. Por lo tanto, nos complace mucho que este importante trabajo sea dirigido por una persona con el nivel de compromiso, pasión y experiencia de la Sra. Bachelet, quien fuera la primera mujer Presidenta de Chile y también la Primera Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

Los miembros del GRULAC consideran de máxima importancia la protección y promoción de todos los derechos humanos, -económicos, sociales, culturales, civiles y políticos, incluyendo el derecho al desarrollo y el derecho a la paz-, reconocen el papel central de las Naciones Unidas en la cooperación internacional en este ámbito. La promoción y protección universal de todos los derechos humanos es uno de los pilares básicos de las labores de la Organización. La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos es un actor vital en el apoyo a la realización integral de los mandatos acordados por esta Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos, labor en la que estamos seguros de que la Sra. Bachelet será instrumental y para lo cual deben ser garantizados los recursos financieros necesarios.

En este sentido, los miembros del GRULAC hacemos un voto para que las acciones de la recientemente nombrada Alta Comisionada para los Derechos Humanos, sean guiadas por los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y de acuerdo al mandato que creó la Oficina en virtud de la resolución 48/141 de la Asamblea General, del 20 de diciembre de 1993.

En el 70 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos los países de nuestra región quisieran reafirmar que todos los derechos humanos son universales, indivisibles e interdependientes y están relacionados entre sí y que todos los derechos humanos deben ser tratados de manera justa y equitativa, en pie de igualdad y con el mismo énfasis. Destacamos la necesidad de que la promoción y la protección de todos los derechos humanos se guíen por los principios de imparcialidad, objetividad, no selectividad y no politización, con espíritu de diálogo internacional constructivo, solidaridad y cooperación.

Además, los Estados miembros del GRULAC reafirman que están convencidos de la responsabilidad primaria de cada uno de trabajar de manera decisiva para garantizar el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales por nuestros pueblos.

Para finalizar, quisiéramos asegurarle a la Sra. Michelle Bachelet que puede contar con el pleno apoyo y cooperación de cada uno de los miembros del GRULAC en el cumplimiento de su mandato y le deseamos sinceramente el mejor de los éxitos en su labor para realizar el disfrute pleno y efectivo de los derechos humanos para todos en el mundo.

Muchas gracias.

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular