Representación Permanente ante las Naciones Unidas

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Datos de contacto

Temas en los que trabaja

Asamblea General

16ª reunión de la Junta Consultiva del Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo (UNCCT)

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán

Riad, Arabia Saudita, 17 de abril

Permítame en primer lugar agradecer la convocatoria de esta importante reunión de la Junta Consultiva, y en especial al Ministro de Relaciones Exteriores, Adel bin Ahmed Al-Jubeir  y al Embajador  Al-Mouallimi, por la generosidad y la hospitalidad del Gobierno de Arabia Saudita por albergarnos hoy aquí en su hermoso país.

También me gustaría reiterar el aprecio de Argentina por la generosa contribución y apoyo del Reino de Arabia Saudita que condujo a la creación y establecimiento del Centro, como una herramienta fundamental en el objetivo común compartido de combatir al terrorismo.

Quisiera asimismo reconocer la presencia del Secretario General António Guterres y agradecerle sinceramente por su pertinentes observaciones.

Deseo por último reiterar mis felicitaciones al Director Ejecutivo del Centro y titular de la Oficina de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, Vladimir Voronkov, por el liderazgo demostrado desde la adopción de la 71/291, que creó dicha Oficina y que puso al Centro bajo su órbita.

Dicha Resolución cumplimentó de manera eficaz el mandato proveniente del 5º  Examen de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, que mi país tuvo el privilegio de cofacilitar en junio de 2016. En efecto, la creación de la Oficina de las Naciones Unidas contra el Terrorismo es un paso en la buena dirección, tendiente a aumentar la coordinación y la coherencia de las actividades de las Naciones Unidas contra el terrorismo en los cuatro pilares de la Estrategia, así como la capacidad de la ONU para asistir a  los  Estados  Miembros y movilizar los recursos necesarios en la lucha contra el terrorismo y la prevención del extremismo violento conducente al terrorismo.

La República Argentina ha sido víctima del terrorismo internacional en dos oportunidades, en los años 1992 y 1994. Por esta razón, nuestro país ha sido uno de los primeros en llamar la atención sobre la necesidad de establecer definiciones claras de la comunidad internacional, para fijar las bases de una política de cooperación y coordinación en la lucha contra el terrorismo.

La acción argentina para prevenir y erradicar el terrorismo se fundamenta en el pleno respeto del estado de derecho y las garantías fundamentales, del derecho internacional, del derecho internacional humanitario, del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional de los refugiados, así como de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

La Argentina reitera su apoyo al Centro y la satisfacción de renovar su permanencia en su Junta Consultiva por un periodo adicional de tres años, en tanto una de las piezas fundamentales en la implementación de la Estrategia. En ese marco, la Argentina reitera la necesidad de una puesta en práctica equilibrada de los cuatro pilares de la Estrategia: (a) hacer frente a las condiciones que propician la propagación del terrorismo; (b) prevenir y combatir el terrorismo; (c) desarrollar la capacidad de los Estados Miembros y fortalecer el papel del sistema de las Naciones Unidas; y (d) garantizar el respeto universal de los derechos humanos y del estado de derecho como pilar fundamental de la lucha contra el terrorismo. Dicha implementación equilibrada debe guiar también la programación y ejecución de las actividades del Centro.

Deseo reafirmar el más firme compromiso de mi país con la Estrategia y las Resoluciones adoptadas en el marco de su revisión, las que contienen los valores y principios de las Naciones Unidas que sustentan la posición argentina en materia de lucha contra el terrorismo, así como los nuevos matices adquiridos por el terrorismo y el extremismo violento que conduce al terrorismo en los últimos años.

La lucha contra el terrorismo requiere un enfoque integrado y multidimensional que abarque los niveles más amplios posibles de cooperación con el objetivo de enfrentar esta amenaza en todas sus formas y manifestaciones.

Argentina considera que los actos de terrorismo constituyen no solo una amenaza a la paz y la seguridad internacional, sino que son del mismo modo una amenaza a la vida y la dignidad humana, a la coexistencia pacífica y civilizada, a la estabilidad de la democracia y a la consolidación y el desarrollo socio económico de las naciones.

Argentina considera a los foros multilaterales, tales como las Naciones Unidas, particularmente el Consejo de Seguridad y sus órganos competentes, así como a los organismos hemisféricos y regionales (OEA, MERCOSUR), como los ámbitos más apropiados para una acción efectiva a fin de prevenir el terrorismo y coordinar la lucha contra este flagelo en base a una estrecha cooperación entre los Estados.

 

Tema de discusión 1: Orientación al Secretario General sobre la composición de la Junta Asesora

Agradecemos la oportunidad de brindar algunas ideas sobre este tema. La composición actual, que data de 2012, tuvo su lógica en un momento inicial del Centro. En este momento, seis años después de su creación, nos parece que el Centro ha alcanzado un punto de madurez que amerita que se consideren algunos cambios en su composición, aun teniendo en cuenta su naturaleza “sui generis”.

Mi país no tiene objeciones a la ampliación de la membresía de la Junta Consultiva, que podría redundar en una mayor cantidad de donantes, y aguardamos obtener mayor información acerca de las opciones disponibles.

Nos parece que sería oportuno que el Centro se guie por el principio de representación geográfica equitativa, la cual se encuentra desbalanceada actualmente (solo dos miembros del GRULAC frente a 9 WEOG más la UE). También habría que considerar la forma de designación de los miembros, permitiendo la posibilidad de elecciones como es la práctica de la Organización para otros órganos comparables.

Es posible tomar como punto de referencia las Juntas Ejecutivas de los distintos Fondos y Programas, también desde el punto de vista de sus métodos de trabajo, elaboración y procesamiento de su documentación, etc. Por ejemplo, los informes del Centro deberían contar con la nomenclatura usual de los otros documentos de trabajo de la organización.

Una mayor democratización y transparencia de los trabajos del Centro redundará necesariamente en un mayor reconocimiento y legitimidad de su accionar.

Tema de discusión 2: Futuras prioridades temáticas y geográficas del Centro

Reiteramos la necesidad de que esas prioridades se reflejen, al momento de diseñar los proyectos, en una implementación equilibrada de los cuatro pilares de la Estrategia, que deben estar presentes, en filigrana, en todos los proyectos que ponga en práctica el Centro.

Varias de las prioridades temáticas actuales concuerdan con las de mi Gobierno, como los derechos humanos, el combate a la financiación del terrorismo, apoyo a las víctimas, seguridad fronteriza, y prevención del extremismo violento conducente al terrorismo. Al respecto, considero pertinente mencionar que mi país ha presentado un proyecto de declaración en el marco del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) de la Organización de Estados Americanos para trabajar en este tema a nivel hemisférico.

Los temas que se proponen como nuevas prioridades (uso de armas de destrucción masiva; internet y biotecnología) también son temas que a criterio de mi delegación merecen atención en el marco de futuros programas del Centro.

Podríamos sugerir que se incluyera el tema del uso de las tecnologías duales para perpetrar actos terroristas. En ese sentido, expresamos preocupación por el creciente uso de los drones, que pueden ser utilizados para transportar dispositivos explosivos improvisados con fines terroristas. La disponibilidad y el relativo bajo costo de estos dispositivos facilitan su acceso y ello incrementa notablemente la dimensión de la amenaza de su uso con fines violentos. Por sus características, entre ellas la posibilidad de su operación a distancia y su dificultad de detección, los drones representan un gran desafío a las medidas de seguridad tradicionales. Tampoco debe obviarse que estos dispositivos utilizan cámaras, las cuales filman las acciones terroristas en los que son utilizados, para ser empleadas luego con fines propagandísticos.

En cuanto a las prioridades geográficas del Centro, debería incluirse también a América Latina. Al respecto podemos dar como ejemplo las positivas contribuciones de la implementación del proyecto de "Juicios Simulados en materia de Financiamiento del Terrorismo y Delitos Graves Conexos" (proyecto UNCCT 2013-27), llevados a realizado en Argentina en el segundo semestre de 2016, y organizado conjuntamente por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el UNCCT y la Unidad de Información Financiera Argentina, el cual también se llevó a cabo en Colombia en años anteriores. Ello, a fin de continuar contribuyendo a la prevención y lucha contra el terrorismo en nuestra región, la cual necesita de la imprescindible cooperación internacional para enfrentar con éxito este desafío.

Seria quizás deseable que el Centro se focalice en un número limitado de prioridades para poder concertar mejor esos recursos y obtener mejores resultados.

Nos parece que un principio que debe guiar esta cuestión es que la formulación y ejecución de los proyectos deben estar impulsadas por la demanda de los propios Estados interesados. En este marco, debemos recordar la función que cumple la Dirección  Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo (CTED) en sus informes de visita a los distintos países, donde identifica las necesidades de fortalecimiento de capacidades de cada uno así como las áreas en que cada país puede ofrecer su “expertise” a otros países.

 

Tema de discusión 3: Utilización de los fondos y movilización de recursos en términos de sostenibilidad, previsibilidad y diversificación

Compartimos la necesidad de que el Centro cuente con fuentes de financiación diversificadas, sostenibles y predecibles. Ello puede resultar un desafío particularmente agudo en momentos de dificultades presupuestarias y medidas de austeridad fiscal en varios países, incluyendo el mío.

En ese marco, la idea de un llamado multi anual como el propuesto en la nota de discusión parece una propuesta atractiva, dado que permitiría consolidar compromisos anuales en áreas programáticas prioritarias, redundando en financiamiento previsible y sostenido. En efecto, resulta preferible un esquema de financiación que dependa menos de las contribuciones orientadas a programas específicos (“earmarked”).

También cabria considerar en este punto la potencialidad de ofrecer contribuciones en especie, lo que a su vez se vincula con la cuestión del fortalecimiento de capacidades. En particular, existen diversas modalidades de cooperación Sur-Sur y Triangular, como la que brinda mi país a través de del Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO.AR), que el Centro podría ayudar a aprovechar en todo su potencial. 

 

Tema de discusión 4: Evaluar el impacto de la asistencia de creación de capacidad del Centro a nivel de programa y proyecto y garantizar mejoras continuas en la transparencia del trabajo

Damos la bienvenida a las medidas adoptadas tendientes a un mejor contralor y evaluación de impacto de las actividades del Centro. En este marco, aguardamos los resultados de la auditoria mencionada en la nota de discusión.

Agradecemos la detallada información que produce el Centro a través de sus informes cuatrimestrales y su informe anual. Para un mejor procesamiento de esa información, podría resultar útil contar con resúmenes ejecutivos con suficiente antelación, también para poder consultar de manera efectiva con nuestra Capital.

Quisiéramos además tener mayor información acerca de cómo se generan los proyectos y como se decide su financiación.

también resulta oportuno una discusión acerca del mandato de la Junta, para mejor comprender qué tipo de intervención o aporte podemos realizar los miembros de la Junta (siendo conscientes de su carácter consultivo) para un mejor funcionamiento del Centro en su importante función dentro del esquema de las Naciones Unidas.

Muchas gracias.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular