Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán

1 de julio de 2016

 

Señor Presidente,
 

Antes que nada, desearía agradecer al Señor Secretario General por su informe sobre la marcha de la Estrategia Global contra el Terrorismo y a usted, señor Presidente, por la convocatoria a esta quinta Revisión, que he tenido el honor de cofacilitar junto a mi amigo el Embajador Einar Gunnarson, Representante Permanente de Islandia.
 

Deseo asimismo reiterar en nombre de mi país las más sentidas condolencias al Gobierno y al pueblo de Turquía, escenario del atentado perpetrado esta semana en el aeropuerto Ataturk de Estambul, reafirmando la condena de mi país al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Los actos de terrorismo no sólo constituyen una amenaza a la paz y a la seguridad internacional, sino que son también una amenaza a la vida humana y ponen en peligro la estabilidad, la consolidación de la democracia y el desarrollo socio-económico de las naciones.
 

Señor Presidente,
 

La acción argentina para prevenir y erradicar el terrorismo se fundamenta en el pleno respeto del estado de derecho y las garantías fundamentales, del derecho internacional, del derecho internacional humanitario, del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional de los refugiados, así como de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.
 

La República Argentina ha sido víctima del terrorismo internacional en dos oportunidades, en los años 1992 y 1994. El próximo 18 de julio, se cumplirán veintidós años del atentado sufrido contra la Sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina. Por esta razón, nuestro país ha sido uno de los primeros en llamar la atención sobre la necesidad de establecer definiciones claras de la comunidad internacional, para fijar las bases de una política de cooperación y coordinación en la lucha contra el terrorismo.
 

El terrorismo socava los valores y principios de los Estados, la democracia y las libertades, por lo que la lucha contra el terrorismo requiere un enfoque integrado y multidimensional que actuara sobre los niveles más amplios posibles de cooperación con el objetivo de enfrentar esta amenaza en todas sus formas y manifestaciones.
 

No se puede hacer frente al terrorismo únicamente con la aplicación de medidas de defensa o de seguridad, sino que debe basarse en un enfoque abarcativo, como el reflejado en la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, a partir de la aplicación equilibrada de los Cuatro Pilares de la Estrategia, dentro del irrestricto respeto del derecho internacional, el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los refugiados.

Señor Presidente,

En el marco del Pilar I de la Estrategia Global, la Argentina otorga suma importancia a la prevención. Nunca se enfatizará demasiado la importancia crucial de la educación en lucha contra la discriminación, la xenofobia, el racismo y otras formas de intolerancia, y en la promoción de una cultura de la tolerancia, el diálogo y la diversidad. En este marco, también, resulta fundamental el papel de los medios de comunicación.
 

En tal sentido, hemos dado nuestro apoyo al “Plan de Acción del Secretario General de Naciones Unidas para luchar contra el Extremismo Violento”, cuya importancia hemos reconocido en la resolución que acabamos de adoptar, a la luz de su naturaleza preventiva, que busca consagrar un marco integral en la lucha contra el extremismo violento que conduce al terrorismo, dentro del irrestricto respeto del derecho internacional, el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional de humanitario y el derecho internacional de los refugiados.
 

Señor Presidente,

Deseo manifestar el más firme compromiso de mi país con la Resolución que acabamos de adoptar, dado que, en la misma, están contenidos, tanto los valores y principios de las Naciones Unidas que sustentan la posición argentina en materia de lucha contra el terrorismo, como los nuevos matices adquiridos por el terrorismo y el extremismo violento que conduce al terrorismo en los últimos años y, sobre todo, desde que fuera realizada la última Revisión, en junio de 2014.

En tal sentido, damos la bienvenida al espíritu de la Resolución y a las acciones que la misma procura generar en los Estados Miembros,  en particular, fortaleciendo su actuación en el marco de los ámbitos multilaterales, especialmente las Naciones Unidas, la Secretaría General y su Equipo Especial, el Consejo de Seguridad, el Comité Contra el Terrorismo y su Dirección Ejecutiva, así como las organizaciones especializadas,  los organismos regionales y subregionales. La Argentina considera que son estos los ámbitos más apropiados para coordinar una necesaria colaboración y cooperación entre los Estados para la prevención y erradicación del terrorismo.
 

El uso de Internet por grupos terroristas y el fenómeno de los “combatientes terroristas extranjeros” son otros dos aspectos que la resolución aborda en forma prioritaria y que la Argentina considera que han ganado entidad en el ámbito de la prevención y lucha contra el terrorismo, y que sólo será posible enfrentar mediante una cooperación sostenida que permita el intercambio de experiencias y de “buenas prácticas” a nivel internacional. Al respecto, deseo destacar la importancia de prevenir la radicalización y el extremismo violento resultantes del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y en particular de la Internet, que hacen los grupos terroristas para comunicar su mensaje, a través de una narrativa seductora orientada a grupos vulnerables que son terreno fértil para las ideologías extremistas, abriendo camino para su reclutamiento.
 

Si bien la amenaza planteada por los  combatientes terroristas extranjeros no parece ser ni cierta ni inminente, tanto a nivel argentino como regional, no se puede dejar de prestar la debida atención al fenómeno en la actualidad. Nuestro país es consciente de la “doble vía” en que puede actuar esta radicalización que conduce al extremismo violento, en el caso que los combatientes, ya radicalizados, puedan a su vez, en oportunidad de su retorno a sus países de origen o a otros países, difundir ideologías extremistas que contribuyan a nuevos reclutamientos. Redes terroristas forjadas con el trasfondo de extremismo violento, podrían plantear una seria amenaza para las próximas décadas. La Argentina estima que la forma más eficientes de lucha contra este fenómeno es la de extremar la cooperación internacional en busca de generar mecanismos de intercambio de información sobre los movimientos de potenciales  combatientes terroristas extranjeros.
 

Señor Presidente,

Deseo destacar el rol fundamental que las Naciones Unidas, la Estrategia Global y sus revisiones bianuales, juegan en la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento, debido al enfoque holístico y transversal, tanto a nivel nacional como regional o internacional, que sustenta a la mencionada Estrategia, permitiendo prevenir y combatir estas amenazas en un frente común.
 

Señor Presidente,
 

Le agradecemos la alta responsabilidad asignada a mi país, junto con Islandia, de cofacilitar la Quinta Revisión Bienal de la Estrategia Global contra el Terrorismo de Naciones Unidas en ocasión del 10° aniversario de la Estrategia. Durante todo el proceso hemos procurado mantener un enfoque abierto, transparente e inclusivo, con el objeto de llegar a un sólido resultado final que renueve el consenso de la Organización en su accionar contra el terrorismo. Creo poder decir con satisfacción que hemos alcanzado ese objetivo. Por ello deseo reiterar, en nombre de los cofacilitadores y en el de nuestros equipos, nuestro profundo y sincero agradecimiento a las Representaciones Permanentes de todos los Estados Miembros, por el espíritu constructivo y la permanente colaboración que permitió, a pesar de las dificultades y sensibilidades del tema, alcanzar un resultado final.
Una especial palabra de agradecimiento también la Secretaría, en particular DGACM y el CTITF, por su apoyo constante a los cofacilitadores. Y por último, a Usted señor presidente, y en especial a su equipo, el cual que permanentemente ofreció su eficaz e incansable apoyo y respaldo durante todo el proceso.
 

Muchas gracias.

 

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin