Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

Desarrollo Sostenible

Sr. Presidente,

En primer lugar la Argentina adhiere al discurso leído por el Representante Permanente de Bolivia en nombre del G77 y China y por Costa Rica en nombre de CELAC.

Sr. Presidente,

La Argentina entiende al Desarrollo Sustentable como un concepto que necesariamente debe conjugar los aspectos del crecimiento económico, del desarrollo social y de la protección ambiental, de una forma equilibrada, global, interdependiente y solidaria.  La erradicación de la pobreza continúa siendo el tema impostergable y el eje fundamental que deberá guiar las discusiones y el diseño de la agenda posterior a 2015, siempre teniendo en consideración los diferentes niveles de desarrollo de cada país, sus prioridades y capacidades, y el respeto por la soberanía de los Estados sobre sus recursos, bajo un marco de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Quisiera destacar el resultado del proceso de negociación del Grupo de Trabajo Abierto  para el  establecimiento de los Objetivos de Desarrollo  Sostenible (ODS), que logró una propuesta balanceada que debe ser el elemento sustantivo fundamental a considerar en el proceso de negociación de la agenda de desarrollo post 2015.


Sr. Presidente,

El cambio climático es, sin duda, uno de los desafíos globales más relevantes que  enfrenta la humanidad. Sus consecuencias no sólo afectan las perspectivas de crecimiento de los países en desarrollo, sino que en muchos casos amenaza su propia existencia y la supervivencia de sus habitantes. El cambio climático no puede desvincularse de las prioridades del desarrollo y de la erradicación de la pobreza.

En diciembre tendrá lugar en Lima, Perú, la vigésima Conferencia de la Partes de la Convención y esperamos que en esa reunión se pueda alcanzar un primer borrador sobre los “elementos” del nuevo acuerdo.

Reafirmamos que la Convención es el ámbito natural de las negociaciones sobre cambio climático y que el proceso debe ser transparente, inclusivo y basado en el consenso. El nuevo acuerdo tendrá sentido en la medida en que respete la Convención, sus principios, disposiciones y estructura, y contribuya a la implementación de la Convención. Sostenemos la vigencia de la diferenciación en función de las responsabilidades históricas de los países desarrollados y en base al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

En términos de financiamiento, una pronta y significativa capitalización del Fondo Verde Climático contribuirá a generar un clima de mayor confianza en la negociación del futuro acuerdo.

Además, se debe promover una gestión integral del riesgo y vulnerabilidad ante los desastres naturales, incluyendo el fortalecimiento de las capacidades de los países en desarrollo, a través de la provisión de medios de implementación.


Sr. Presidente,

Esperamos que las discusiones en esta sesión de la Segunda Comisión apoyen los esfuerzos que todos los Estados realizamos para promover el uso de fuentes nuevas y renovables de energía.  En este sector, la Argentina está trabajando sobre la diversificación de la matriz energética, el aumento de la eficiencia energética y la promoción del uso racional de la energía. Nos hemos propuesto incrementar la participación de fuentes renovables en la producción de energía y promocionamos la producción y el uso sustentable de biocombustibles. Nuestro Programa de Uso Eficiente de la Energía promueve el uso racional de la energía eléctrica y del gas natural a partir de incentivos a la reducción del consumo. Además, cabe mencionar el establecimiento de estándares nacionales de eficiencia energética mínima para artefactos domésticos y la prohibición de importación y comercialización de lámparas incandescentes de uso residencial.


Sr. Presidente,

Es necesario dar mayor relevancia al problema de la desertificación. No es ningún secreto que de las tres convenciones que surgieron de Río en 1992, la de Desertificación ha encontrado varios obstáculos en sus intentos de avanzar sus objetivos, no contando siempre con la financiación y el apoyo que corresponden.

Mi país está profundamente comprometido con los objetivos de la Convención desde sus inicios mismos. Dicho compromiso está fuertemente determinado por las condiciones geográficas su territorio que se halla ocupado en un 75% por zonas áridas y semiáridas, pero que a su vez produce el 50% de la riqueza del país, generando saldos exportables muy altos que fortalecen nuestra economía y que implican un desafío para el desarrollo sustentable. En este sentido, la Argentina es plenamente consciente de la riqueza de estos ecosistemas desde el punto de vista productivo y cultural y de la generación de beneficios externos, así como también de su vulnerabilidad a cuestiones climáticas y a la acción del hombre. Reiteramos nuestro llamado a que la comunidad internacional tome más y mejores decisiones para avanzar en la lucha contra la desertificación.

Sr. Presidente,

La biodiversidad, su protección y conservación, son condiciones necesarias para la vida de las generaciones presentes y futuras. La Argentina resalta la necesidad esencial de asegurar el reparto equitativo de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos. Cuenten con nuestro apoyo para lograr que esta Comisión pueda reflejar y avanzar los desarrollos que han tenido lugar en el marco de la Conferencia de las Partes en el último año.


Sr. Presidente,

La Argentina está convencida que debemos reforzar el desarrollo sostenible mediante una mayor cooperación internacional, de conformidad con el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y respetando el derecho soberano de los Estados sobre sus recursos naturales. Contar con medios de implementación adecuados, previsibles y adicionales es condición sine qua non para poder avanzar en la ejecución real y efectiva de las metas que nos propongamos.

En tal sentido, debemos trabajar por el pronto establecimiento del mecanismo de facilitación de transferencia de tecnología, que debe tener como objetivo general la erradicación de la pobreza mediante el desarrollo socio-económico sostenible. La tecnología es una poderosa herramienta para empoderar a la población mundial en todos los aspectos de la actividad humana y para lograr los Objetivos de Desarrollo Sustentable y el cumplimiento de la próxima agenda de Desarrollo Posterior a 2015.

Por último, déjeme expresar el más firme compromiso del gobierno argentino en la lucha contra el hambre y la pobreza en el mundo. Una lucha a la que concebimos como parte de un esfuerzo multilateral y sistemático, orientado a ubicar al desarrollo sustentable en el centro de la agenda global.

Muchas gracias.

 


Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin