MISIÓN PERMANENTE DE LA REPÚBLICA ANTE LAS NACIONES UNIDAS

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Temas en los que trabaja

Datos de contacto

Asamblea General

Debate General del Comité Especial sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz (C-34)

Intervención del Ministro Mateo Estrémé, Representante Permanente Alterno

21 de febrero

 

Señor Presidente,

En primer lugar, quisiera agradecer mi designación como Vicepresidente de este Comité, deseándole el mayor éxito en sus tareas a usted y a la Mesa que tenemos el honor de compartir. Mi Delegación adhiere a la intervención llevada a cabo por El Salvador en nombre de los países de la CELAC y desea asimismo efectuar algunas consideraciones adicionales.

Señor Presidente,

La Argentina reitera su compromiso con las operaciones de mantenimiento de la paz (OMPs), iniciado hace casi 60 años, en línea con nuestro apoyo decidido al desarrollo de un sistema de mantenimiento de la paz transparente y eficaz en el marco de las Naciones Unidas.

Este Comité Especial constituye precisamente un componente esencial de dicho sistema, en tanto órgano específico dedicado a tratar las cuestiones relativas a las operaciones de mantenimiento de la paz en todos sus aspectos, por lo que reiteramos nuestro apoyo a su fortalecimiento y competencia en la evaluación de las políticas y lineamientos relativos a dichas misiones. Este año tenemos ante nosotros el desafío de concluir nuestro examen de las recomendaciones contenidas en el informe del “Panel Independiente de Alto Nivel sobre Operaciones de Paz”, así como en el correspondiente informe del Secretario General, en relación a los temas no tratados en 2016. Más allá de la complejidad de dicho trabajo, reflejada en la gran cantidad de lenguaje presentado por las partes negociadoras, confiamos que en esta sesión especial podamos seguir la buena senda de los tres años anteriores y aprobar por consenso un informe sustantivo en los plazos establecidos para nuestras negociaciones.

Respecto del formato del informe del C-34, entendemos que resulta necesaria una reflexión a fin de encontrar la mejor manera de expresar las posiciones de este Comité.

Señor Presidente,

La Argentina, junto a los países del grupo informal de coordinación de posiciones que en este ámbito constituimos ABUM, continuará con su posición constructiva, ofreciendo alternativas a las distintas cuestiones contenidas en el informe y favoreciendo el logro de acuerdos relevantes. Entre las distintas propuestas de lenguaje presentadas para la discusión del informe de este año, me referiré brevemente a las siguientes:

En la sección de “Doctrina y terminología” insistimos en que más allá de la posibilidad de usar la fuerza de manera táctica y limitada en defensa de su personal, bienes y mandatos, de acuerdo con sus principios esenciales, las operaciones de mantenimiento de la paz no han sido concebidas, diseñadas ni equipadas para imponer soluciones políticas a través del uso de la fuerza con carácter ofensivo. Por ello, y en línea a lo señalado en el informe del Panel, proponemos nuevamente un párrafo indicando que las OMPs no deben conducir operaciones de lucha contra el terrorismo.

Asimismo, y en el entendido de que resulta necesario clarificar la terminología utilizada tanto por la Secretaría como por este Comité, y en línea con los términos de referencia utilizados por el Panel, proponemos que la expresión “operaciones de paz de las Naciones Unidas” defina colectiva y exclusivamente al conjunto de operaciones de mantenimiento de la paz y misiones políticas especiales de la Organización.

Señor Presidente,

La sección en la que hemos presentado una mayor cantidad de propuestas es la correspondiente a las “Cuestiones relativas a la consolidación de la paz”, a fin de incorporar la nueva narrativa introducida por las resoluciones substantivamente idénticas 70/262 de la Asamblea General y 2282 (2016) del Consejo de Seguridad, focalizando las tareas de la Organización en la prevención, en línea con el llamado formulado al respecto por el Secretario General, y reconociendo el importante papel de las OMPs en el logro de una paz sostenible. En ese sentido, destacamos la necesidad de que el Consejo de Seguridad cuente con el asesoramiento de la Comisión de Consolidación de la Paz a fin de que la narrativa de la paz sostenible sea considerada en la creación, reducción y transición de los mandatos de OMPs.

Por otra parte, la negociación este año de la sección de “Estado de derecho” nos ha permitido presentar dos párrafos sobre un tema de especial importancia para mi delegación, como lo es el de las actividades de las componentes de derechos humanos en las misiones en el terreno. En ese sentido, nuestras propuestas rescatan las recomendaciones del Panel acerca de la necesidad de una mejor integración de dichas actividades en la conceptualización, planeamiento y conducción de las OMPs, así como acerca de la necesidad de que las estructuras de dichas misiones cuenten con un enfoque integrado en los temas relativos a justicia, estado de derecho y derechos humanos.

Señor Presidente,

Quisiera referirme a la cuestión de las políticas y guías elaboradas por la Secretaría respecto de diversos temas relacionados con las OMPs. Al respecto, el texto del actual informe es muy claro en cuanto a la necesidad de que dichos documentos tengan debidamente en cuenta las opiniones de los Estados Miembros y sean sometidos a un examen amplio por parte del Comité. En particular, y sin perjuicio de la prerrogativa que la Secretaría tiene en esta cuestión, insistimos en la conveniencia y utilidad de consultar de manera significativa las políticas y guías elaboradas con los países contribuyentes de tropas y policías que habrán de implementarlas en el terreno, como medio para alcanzar un mejor entendimiento común en los temas tratados, particularmente en aquellas cuestiones de alta sensibilidad como el uso de la fuerza, la protección de civiles o el uso de inteligencia por parte de las OMPs. Asimismo, cabría esperar que el resultado de dichas consultas substantivas sea tenido en cuenta a la hora de publicar y revisar dichos documentos.

La Argentina reitera su compromiso con la política de tolerancia cero de la Organización en relación a los casos de explotación y abuso sexual, así como su apoyo a las medidas adoptadas por el Secretario General en esta cuestión.

No quiero extenderme demasiado y por eso sólo mencionaré, por último, que hemos también formulado propuestas en las secciones de “Conducta y disciplina”, “Policía de las Naciones Unidas”, “Desarme, desmovilización y reintegración”, y “Reforma del sector de la seguridad”, que esperamos discutir de manera constructiva con nuestros colegas durante las próximas tres semanas de negociación.

Finalmente, deseo rendir homenaje al personal de las Naciones Unidas que en este último año ha perdido la vida en cumplimiento de su deber en el mantenimiento de la paz, reflexionar sobre ello es también pensar la forma en la que este Comité puede contribuir a mejorar la efectividad de las operaciones de mantenimiento de la paz.

Muchas gracias.

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular