Misión Permanente de la República Argentina en Naciones Unidas

 

Debate General 71º Asamblea General

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán

4 de octubre de 2016

 

Sr. Presidente,

Quiero antes que nada felicitarlo a usted y a los demás miembros del Bureau por la responsabilidad que han asumido. De la misma manera, le agradezco al Presidente saliente su liderazgo en la gestión de las labores de esta Comisión en el período pasado.

La Argentina adhiere al discurso pronunciado por Tailandia en nombre del G77 y China.

Sr. Presidente,

Encaramos los trabajos de esta Comisión con optimismo porque las Naciones Unidas han sabido estos últimos meses dar señales de gran importancia para el futuro, como son la Agenda 2030 para el desarrollo, la Agenda de Acción de Addis Abeba, el Acuerdo de París y la Nueva Agenda Urbana.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible reconoce que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones, incluida la pobreza extrema, es el mayor desafío a que se enfrenta el mundo y constituye un requisito indispensable para el desarrollo sostenible. Desde su adopción, todos los países contamos con una nueva guía para orientar nuestros esfuerzos en pos del desarrollo y, en particular, para la erradicación de la pobreza y el hambre, el logro de la salud y la educación para todos y el desarrollo sostenible con inclusión social para todos.

En efecto, la Agenda 2030 provee un nuevo marco de desarrollo sostenible de carácter universal. Este elemento de universalidad es esencial en relación con la eliminación de las desigualdades a nivel internacional, tanto entre los países como dentro de los países. En tal sentido, una de las fortalezas de la Agenda 2030 es que encierra un compromiso aplicable a todos los países, de forma voluntaria, cuya implementación debe tener en cuenta las capacidades y las prioridades de cada Estado.

Para alcanzar los objetivos de la Agenda, es fundamental utilizar un enfoque de derechos humanos (además de los enfoques relacionados con las dimensiones social, ambiental y de desarrollo) al momento de implementarla, para lograr efectivamente un auténtico desarrollo para todos, para que nadie se quede atrás.

La Argentina ya ha comenzado la labor de pasar de los compromisos a los resultados, habiendo realizado el lanzamiento nacional de la Agenda 2030 e iniciado el fortalecimiento de sus arreglos institucionales de cara a la implementación de la Agenda, sobre la base de las estructuras de coordinación que permitieron el logro de buenos resultados en la implementación y seguimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Sr. Presidente,

El cambio climático es el desafío más importante de la humanidad y sólo siendo conscientes de esto podremos progresar, sin poner en jaque nuestro futuro y el de las próximas generaciones. Porque estamos convencidos de la urgente necesidad de actuar para alcanzar el desarrollo sustentable de todos los países, el 21 de septiembre pasado la Argentina depositó su instrumento de ratificación junto a 30 países más.

Hasta el momento 63 países ratificaron el Acuerdo de París, representando el 52.11% de las emisiones. Sólo resta alcanzar 2.89% de emisiones para que se concrete la entrada en vigor del Acuerdo, hacemos un llamado a la sociedad internacional para que haga su mayor esfuerzo y pronta podamos celebrar la entrada en vigencia de este acuerdo, tan importante para nuestro futuro.

En la Argentina estamos trabajando arduamente en mejorar la eficiencia de nuestras políticas gubernamentales, promoviendo políticas activas en nuestra agenda ambiental nacional y regional, incorporando herramientas innovadoras y gestionando la transmisión de tecnologías que nos permitan avanzar en este camino. Hemos creado un Gabinete Nacional de Cambio Climático a los fines de llegar a una visión común que permitirá planificar la reducción de emisiones y monitorearlas, para cumplimentar con las contribuciones proyectadas en donde se definirán las políticas en la materia y se considerarán las medidas necesarias para implementar las acciones climáticas que nuestro país prevé realizar en los próximos años.

Sr. Presidente,

Para finalizar quisiera referirme a la Revisión Cuadrienal Amplia de Política relativa a las actividades operacionales del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo (QCPR), que es, sin duda, una de las principales negociaciones de este período de sesiones.

Al respecto, estamos convencidos que las actividades operacionales para el desarrollo de las Naciones Unidas deben tener un rol ampliado y fortalecido significativamente para ayudar a los países en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tal papel reforzado requiere una mejora continua en la eficacia, la eficiencia, la coherencia y el impacto, junto con un aumento significativo de los recursos básicos. Por ello, es importante que, al hacer frente a los desafíos del desarrollo a largo plazo, se tenga en cuenta la necesidad de promover la creación de capacidad nacional en los países en desarrollo.

En ese sentido, resulta de vital importancia la Cooperación Sur-Sur y Triangular. Mi país comparte la percepción de que el potencial para la Cooperación Sur-Sur y Triangular sigue aumentando año tras año y, por ello, celebramos los avances efectuados por el sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo en la incorporación de esta cooperación en los planes estratégicos de varias organizaciones.

Muchas gracias.

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 

 

 
 
Palacio San Martin