Representación Permanente ante las Naciones Unidas

Relaciones Comerciales

Discursos

La Misión Permanente

Datos de contacto

Temas en los que trabaja

Asamblea General

Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre No proliferación de Armas de Destrucción Masiva

Intervención del Representante Permanente de la República Argentina, Embajador Martín García Moritán

23 de agosto de 2016

 

Señor Presidente:

En primer lugar, quiero agradecer al Representante Permanente de Malasia, Ramlan Bin Ibrahim, por la convocatoria a este Debate Abierto y la oportunidad que ofrece a los Estados Miembros de compartir sus comentarios en vistas al proceso de revisión de la aplicación de la resolución 1540 (2004) del Consejo de Seguridad. Este debate favorece al espíritu de transparencia e inclusión que requiere un instrumento tan relevante para unificar los estándares en materia de no proliferación.

Las Naciones Unidas, y particularmente el Consejo de Seguridad, han declarado en repetidas ocasiones que la proliferación de armas de destrucción masiva constituye una amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

El Consejo de Seguridad dio una clara señal en el año 2004 al adoptar la Resolución 1540 (2004) que plantea una respuesta al creciente riesgo que las armas de destrucción masiva puedan caer en manos de y ser empleadas por actores no estatales. 

Esta resolución marca un hito al colocar por primera vez a todos los Estados Miembros en un pie de igualdad en materia de no proliferación, otorgando estándares comunes para el control nacional de exportaciones de tecnología sensible.

Desde su adopción, la Argentina celebró esta coincidencia en el seno del Consejo de Seguridad ya que fortalece la capacidad que pueden tener las instituciones multilaterales, y consolida a las Naciones Unidas como el ámbito apropiado para dar respuesta a los desafíos en materia de seguridad internacional.
   
Señor Presidente:

La Argentina presentó su primer informe el 26 de octubre de 2004 y en sucesivas actualizaciones –la última de las cuales está en pleno proceso de elaboración–, ha manifestado un compromiso ineludible con la no proliferación de armas de destrucción masiva, constituyendo a la fecha el único país latinoamericano en formar parte de los cinco regímenes de control de exportaciones (Grupo Australia, Comité Zangger, Grupo de Países Proveedores Nucleares [NSG], Acuerdo Wassenaar y el Régimen de Control de Tecnologías Misilísticas [MTCR]).

La República Argentina está convencida de que un sistema de control de exportaciones efectivo se debe sustentar sobre cuatro pilares fundamentales:
(1) un sistema nacional de otorgamiento de licencias transparente y estandarizado;
(2) el cumplimiento efectivo de la legislación vigente aplicable al control de exportaciones;
(3) la promoción de la conciencia empresaria acerca de la importancia de este sistema para el desarrollo industrial y para la seguridad del comercio internacional y
(4) una estrecha cooperación regional.

En lo que respecta a nuestra región, es importante destacar el inalterable compromiso en materia de no-proliferación de los países de América Latina y el Caribe, quienes han sido pioneros en establecer una zona libre de armas de destrucción masiva.

El año 2016 conmemora el vigésimoquinto Aniversario de la Declaración de Mendoza, suscripta el 5 de septiembre de 1991 por los Cancilleres de Argentina, Brasil y Chile, y a la que se adhirieron posteriormente Bolivia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, por la que se comprometieron a abstenerse de desarrollar, producir, almacenar, transferir o utilizar armas químicas o biológicas.

La resolución 1540 ha sido una oportunidad para profundizar la cooperación entre los países de América Latina y el Caribe a fin de que todos los países de la región adquieran la tecnología y capacitación necesaria para responder a las amenazas de actores no estatales.

La Argentina es oferente de asistencia y desarrolla actividades de capacitación en materia de identificación de mercaderías estratégicas tanto a nivel regional y subregional como en el ámbito de la cooperación Sur-Sur con países de África. Nuestro compromiso con nuestra región es ineludible, y la Argentina seguirá brindando asistencia a aquellos países que lo soliciten.

Señor presidente:

La Argentina enmarca la Revisión Global de la aplicación de la Resolución 1540 (2004) desde su tradicional perspectiva que se proyecta en dos planos: el primero de ellos, el respeto del derecho al desarrollo y uso pacífico de las tecnologías avanzadas, y el segundo, la no proliferación de las armas de destrucción masiva, sean nucleares, químicas o biológicas, y sus vectores y tecnologías vinculadas.

Argentina reafirma el derecho soberano al desarrollo de tecnologías de punta y sensitivas como la nuclear, química, biológica, farmacéutica y la de nanotecnología, entre otras, con articulación estatal y privada como mecanismo para lograr el desarrollo de nuestras industrias.

Al mismo tiempo, la Argentina colabora activamente con las acciones de la comunidad internacional en materia de desarme con el fin de alcanzar un mundo libre de armas de destrucción masiva, el principio de prohibición absoluta de desarrollo, posesión, adquisición, transferencia o utilización  de las mismas.

Como país firmemente comprometido con la no proliferación y la eliminación de las armas de destrucción en masa, la Argentina celebra el desarrollo de este proceso de Revisión Global de la aplicación de la Resolución 1540 (2004) a fin de sentar las bases sobre las cuales continuar aunando nuestros esfuerzos ante el riesgo de que actores no estatales accedan a armas de destrucción masiva, sus vectores y tecnologías vinculadas.

Muchas gracias.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular